Los salarios de tramitación son los salarios a los cuales tiene derecho un trabajador cuando una empresa opte por la readmisión del trabajador, después de que un tribunal a través de una resolución judicial haya calificado el despido como improcedente o nulo.

Dicha cantidad corresponde a los salarios dejados de percibir por el trabajador desde la fecha del despido hasta la fecha de la sentencia que declare la improcedencia o nulidad del despido.

Hay que recalcar que la última reforma laboral, cambió el concepto de cobro de los salarios de tramitación. Antes de la reforma, éstos se percibían durante todo el tiempo en que pudiera durar el proceso judicial con la empresa, sin necesidad de esperar a una sentencia judicial final.

Obviamente, este sistema proporcionaba más protección al trabajador frente a la empresa, ante el escenario de procesos judiciales largos y en los que el trabajador podía seguir disponiendo de sus ingresos.

Actualmente, el objetivo de los salarios de tramitación es compensar al trabajador de uno de los perjuicios del despido, el no percibir retribución alguna desde la fecha del despido. Como resultado, el trabajador no se ve perjudicado económicamente por el despido efectuado por la empresa, y debe percibir el mismo salario como si el despido nunca hubiera existido.

Los salarios 💶de tramitación tienen una naturaleza indemnizatoria, y no salarial aunque tengan la obligación de cotizar, y por tanto no generan derecho a vacaciones.

¿Cuándo se perciben los salarios de tramitació?

En el caso de los despidos nulos la empresa tiene la obligación de readmitir al trabajador, y por tanto, abonar los salarios de tramitación en cualquier caso.

Por otro lado ante la calificación del despido como improcedente de un trabajado por los tribunales, la empresa tiene dos opciones:


• Optar por la readmisión del trabajador abonándole los salarios de tramitación.

• Abonar la indemnización correspondiente al despido improcedente, sin la necesidad de abonarle los salarios de tramitación.
Si el despedido es un representante de los trabajadores.

• Cuando se declara improcedente el despido de un representante legal de los trabajadores o de un delegado sindical, la opción entre optar por la readmisión en la empresa o por la indemnización del despido improcedente corresponde al trabajador. No obstante, tanto si opta por la indemnización como si lo hace por la readmisión, tendrá derecho a los salarios de tramitación.

Para mayor información comunícate con nosotros, te asesoraremos.
Llámanos al Teléfono ☎ 934491514 ➡ WhatsApp 672263741

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *